z-library z-lib project Neoprofit AI

El periodista gastronómico Salva Moreno, propone a los lectores del portal Directo al Paladar un viaje de dos días para descubrir, en cualquier época del año, la historia, la economía y la gastronomía de la capital grancanaria.

Las Palmas de Gran Canaria es uno de esos destinos que no podemos perdernos”, asegura Moreno, quién propone un recorrido de 48 horas basado en su experiencia personal en un press trip organizado por Turismo de Las Palmas de Gran Canaria y Binter como colofón a ‘Las Palmas de Gran Canaria Gastrotrip’, pero asegura que el destino tiene atractivos como para plantearse otra visita a la ciudad.

El periodista resume algunos puntos de la historia de esta ciudad, que “vive de cara al mar” y está “abierta a los visitantes durante todo el año” y cuya economía se basó en la caña de azúcar, hasta que comenzó a entrar en declive y trajeron viñas desde la Península Ibérica para sustituir los cultivos. Y recuerda que hoy en día, en el archipiélago canario, “los vinos de la isla cuentan con cierto prestigio que va creciendo día a día”.

Como puntos de interés histórico y actual destaca el puerto, construido en el siglo XIX y XX, al que asegura que la ciudad casi debe “la vida” y la playa de Las Canteras y su entorno, de los que destaca que son un punto donde “fluye de vida prácticamente durante todo el año” y un motivo de orgullo para los palmenses.

Durante su primera jornada de viaje, subraya la Ruta del Vino de Gran Canaria, y los vinos de Bodegas Mondalón, así como la Caldera de Bandama, un Espacio Natural Protegido, que se formó hace cinco mil años. De vuelta a la ciudad, el periodista propone una tarde de surf y playa en Las Canteras, donde se puede “caminar por el paseo marítimo mientras se disfruta del clima canario”.

El segundo día, invita a sus lectores a realizar un paseo por uno de los barrios más históricos de la ciudad, San Cristóbal. “Su aspecto decadente le da aún mayor encanto, con sus casas de colores”, destaca. Por otro lado, incita a dar un paseo por el carril bici, y conocer el Torreón de San Pedro Mártir. Así como disfrutar del parque Doramas, llamado así en “honor a un antiguo guerrero canario” y donde existen más de cien especies endémicas de plantas y árboles. Por último, hace un recorrido por el casco antiguo, del que resalta la estatua del escritor Benito Pérez Galdós, así como del Mercado de Vegueta, con sus puestos de frutas, pescados y otros productos canarios, la plaza de Santa Ana, con las Casas Consistoriales y la catedral de Santa Ana, y el Museo Canario y la Casa de Colón.