Comprar pastillas Champix online sin receta, precio en Farmacia Senovilla Sancho. Instant Boost AI Immediate Affinity Neoprofit AI

Marzo de 2024. —  Coincidiendo con el inicio de la primavera, la Semana Santa suele ser una fiesta en la que apetecen escapadas con planes al aire libre, que permitan disfrutar del destino aprovechando que los días son más largos y el clima más benévolo. En Las Palmas de Gran Canaria estas fechas son perfectas para aprovechar el buen tiempo en la playa, asistir a un concierto en el Auditorio Alfredo Kraus y asistir a alguna de sus procesiones en barrios tan tradicionales como Vegueta o Triana. 

La capital grancanaria se presenta como el destino ideal para quienes buscan un viaje que combine riqueza cultural, música y naturaleza. Desde la singularidad de las tradicionales procesiones religiosas de estos días, hasta el vibrante ambiente de la playa, pasando por la exquisitez de la música clásica, la ciudad promete una experiencia inolvidable para todos los visitantes. Estos tres planes son perfectos para esta época: 


Tradición y Devoción en las procesiones del barrio de Vegueta
El barrio de Vegueta, con sus calles empedradas y arquitectura histórica, se convierte en el escenario de las procesiones tradicionales de Semana Santa, que son además una perfecta manifestación del arte religioso en las islas.  Estas ceremonias, cargadas de emotividad con una estética propia, permiten a los visitantes experimentar de cerca una parte importante del patrimonio cultural y religioso de Las Palmas de Gran Canaria. 

La procesión de las Mantillas, llamada así porque cuenta con un grupo de mujeres portando mantillas canarias, la de la Esperanza de Vegueta, de estilo andaluz, la del Encuentro o la Magna Procesión que une las principales imágenes de los barrios históricos son encuentros fundamentales. La belleza de las imágenes y el patrimonio arquitectónico del entorno hacen de cada procesión un recuerdo imborrable.

Internacional Bach Festival Canarias, un encuentro con la música clásica
El IBF se ha consolidado como uno de los eventos más importantes de la agenda musical de la capital de Gran Canaria a lo largo del año atrayendo a aficionados de la música clásica de toda Europa. Este festival ofrece una programación excepcional que rinde homenaje a la obra de Johann Sebastian Bach, presentando conciertos de orquestas, coros y solistas de renombre internacional. Este festival es una experiencia transformadora que acerca a públicos de todas las edades y procedencias a la majestuosidad de la música clásica. La música de Bach, con su profundidad y belleza, resuena en los escenarios más emblemáticos de la ciudad, proporcionando una banda sonora inolvidable para la Semana Santa. 


El International Bach Festival Canarias despliega un repertorio que va desde las interpretaciones más íntimas de música de cámara hasta grandiosas presentaciones orquestales. Los asistentes tienen la oportunidad única de sumergirse en conciertos que se llevan a cabo en lugares históricos, como iglesias centenarias y teatros con una acústica impecable, creando un vínculo mágico entre el pasado y el presente a través de la música.

Diversión y desconexión en Las Canteras
La icónica playa de Las Canteras ofrece el escenario perfecto para aquellos que buscan combinar la experiencia cultural de la Semana Santa con momentos de relajación y diversión. Considerada una de las mejores playas urbanas de Europa, Las Canteras se extiende a lo largo de varios kilómetros de arena dorada, aguas cristalinas. Además, la barrera natural de roca que se extiende a lo largo de parte de la playa, La Barra, permite disfrutar de aguas tranquilas, ideales para el baño seguro de familias y para la práctica de esnórquel, donde se pueden admirar más de cien especies de peces y flora marina.


Para los más aventureros, otras zonas de la playa ofrecen olas perfectas para el surf, mientras que, al caer la tarde, toda la zona se transforma en un espectacular mirador donde contemplar uno de los atardeceres más hermosos de la isla. En la noche, el animado paseo marítimo es un lugar vibrante donde la vida nunca se detiene, repleto de restaurantes para degustar desde platos típicos canarios hasta cocina internacional, todo ello con vistas al Atlántico.