El caluroso Puente de agosto transcurrió en las playas de Las Palmas de Gran Canaria con normalidad. El refuerzo de todos los servicios municipales implicados y la colaboración ciudadana fueron las claves de un balance muy positivo durante este largo fin de semana condicionado por las altas temperaturas y las restricciones de seguridad sanitaria.

El servicio de salvamento y socorrismo de Ciudad de Mar, que gestiona Cruz Roja, atendió 36 asistencias, la práctica totalidad de ellas por cortes y heridas; hubo 65 peticiones de baño asistido y préstamo de material; 398 servicios de información a los bañistas y 187 advertencias preventivas. Los socorristas izaron, entre el sábado 14 de agosto y ayer martes, 17, 24 banderas verdes, 28 amarillas por el estado del mar (en La Cícer y la Laja) y 9 rojas (en El Confital y La Laja).

De otro lado, el semáforo de ocupación de las playas permaneció durante estos cuatro días, desde el sábado, 14, hasta ayer lunes, 17, en rojo, ajustado a las medidas de aforo (50%), distanciamiento y seguridad sanitaria. El servicio de balnearios continúa con un aforo máximo del 33% y no se pueden utilizar las duchas ni las taquillas de estos equipamientos públicos. Además, Ciudad de Mar recuerda que continúa cerrado en Las Canteras el espacio bajo la pasarela de La Cícer y que en esta zona de la playa no se puede permanecer en el periodo de pleamar, dos horas antes y dos horas después de la marea alta.