Comprar pastillas Champix online sin receta, precio en Farmacia Senovilla Sancho. Instant Boost AI Immediate Affinity Neoprofit AI

La Belle des Oceans es el último crucero del intenso noviembre en el Muelle Santa Catalina. El buque de CroisiEurope, consignado por Hamilton & Cía, cierra este día 30 el mes de escalas de grandes barcos turísticos, para dar paso a una sucesión de llegadas a partir del día 1 de diciembre.

En esa fecha se aguarda al Ambience (de Ambassador Cruise Line, consignado por Miller & Cía). Y el día 2, viernes, se espera al Spirit of Adventure (de Saga, consignado por Pérez & Cía) y al Santa Maria Manuela. Ese último, consignado por Bergé, es una espectacular goleta portuguesa con un servicio recreativo o de entrenamiento en la navegación a vela.

El sábado 3 de diciembre hay previstas dos escalas más en el Santa Catalina. Una de Puerto Base (de embarque y desembarque de pasajeros), la del AIDAnova (de AIDA, consignado por Peregrino & Cía), y la del Azamara Journey (de Azamara Club Cruises, consignado por Bergé Marítima).

El domingo día 4 de diciembre se aguardan a tres habituales de Las Palmas de Gran Canaria: el AIDAsol (de Aida, consignado por Pérez & Cía), el Mein Schiff 4 (de TUI Cruises, consignado por Hamilton & Cía) y el Azura (de P&O Cruises, consignado por Hamilton & Cía).

La jornada dominical dará paso a un no menos intenso lunes en el muelle de cruceros, con otros tres navíos: el Queen Victoria (un clásico de la Cunard que consigna en la ciudad, también, Hamilton & Cía), el Marella Explorer (de Marella Cruises, consignado por Intercruises) y el Norwegian Sun (el buque de Norwegian repite en la ciudad consignado por Intercruises).

El martes, 6 de diciembre, está prevista la llegada del Tenacious y el de Alva. Dos veleros consignados por el Grupo Stier, que precederán en el muelle al Mein Schiff Herz, buque de TUI consignado por Hamilton & Cía que tiene programada su escala con pasajeros en tránsito el próximo miércoles, 7 de diciembre.

Atención a los cruceristas

Turismo de Las Palmas de Gran Canaria atiende a los cruceristas a su salida del Muelle Santa Catalina, con sus informadores en el punto de información turística habilitado especialmente al efecto en este enclave. Los pasajeros pueden acceder de manera cómoda al área urbana, tomar la guagua turística, en los servicios de City Sightseeing, u optar por el resto de opciones de movilidad que ofrece la ciudad.