El enoturismo es una tendencia en auge en todo el mundo y la Ruta del Vino de Gran Canaria se ha posicionado como una opción de calidad para aquellos viajeros que buscan descubrir los secretos del vino canario. En su afán por acercar esta experiencia a todos los públicos, en Las Palmas de Gran Canaria tienes la opción de unirte al Wine City Tour, un recorrido por establecimientos donde el vino es el protagonista.

 

Canary Wine punto de partida en el Mercado de Vegueta 

 

La experiencia comienza en la icónica Plaza de Santa Ana con una breve introducción al mundo del vino para continuar hacía el Mercado de Vegueta, uno de los lugares más populares entre turistas y residentes de la capital para adquirir productos frescos y locales. 

 

Aquí nos acercaremos al espacio Canary Wine. Un pintoresco puesto del Mercado en el que podrás saborear el tinto Lava Lomo Los Ingleses, cultivado a más de 100 metros de altitud, o  el Mocanal de Bodega San Juan, que destaca por sus tonos hiedra y fresa con un ligero punto de acidez mineral. Ambos son el resultado del buen hacer de los viticultores canarios.

 

 

Segunda parada, Triana, para degustar los sabores más laureados

 

El siguiente punto de nuestro recorrido será Triana. En este famoso barrio, además de disfrutar de su arquitectura modernista, visitaremos Vinófilos, uno de los establecimientos vinícolas más importantes de la ciudad. 

 

Una parada obligada en Triana para degustar el tinto 2022 de Mondalón, con un sabor intenso y ligeros toques a fruta negra, y un Agala Crianza 2016, que combina el sabor a fruta roja madura con un ligero toque a madera. Sin duda, dos vinos que sorprenden por su complejidad y su capacidad para evocar los aromas y sabores de la tierra canaria.

 

El Mercado del Puerto, fin del recorrido

 

Esta ruta enoturística finalizará en el famoso restaurante Piscos & Buches, situado en el emblemático Mercado del Puerto, con un picoteo-degustación de comida canaria maridado con Frontón de Oro semi-seco blanco y un tinto de Bodega Las Tirajanas. Este local, situado en pleno centro de la ciudad, es uno de los más recomendados por su excelente gastronomía y su amplia carta para disfrutar de la viticultura canaria.

 

Un itinerario en el que podrás conocer más acerca de las otras bodegas adheridas a la Ruta del Vino de Gran Canaria y de las experiencias que ofrecen, para disfrutar de la ciudad de una manera única y enriquecedora.