El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se ha sumado un año más a la celebración que marca el comienzo de la Navidad para la comunidad sueca, la fiesta de la luz, de Santa Lucía. El concejal de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez, y la concejala de Igualdad y Diversidad, Mari Carmen Reyes, han recibido en el Belén de Arena a las Lucías, las dos representantes de Santa Lucía de Tirajana y Lülea en Suecia.

Las dos jóvenes, Sara López Rodríguez y Matilda Lindström, han estado acompañadas de una delegación de sus municipios, Santa Lucía de Tirajana y Lülea, del Consulado de Suecia en Canarias y el presidente del Patronato Reina de la Luz de Gran Canaria, Juan Vicente Sánchez – Araña.

Los concejales acompañaron a las dos jóvenes en un recorrido guiado por el Belén de Arena. José Eduardo Ramírez señaló que “esta visita es un acto entrañable que representa para Las Palmas de Gran Canaria una relación que comenzó a mediados del Siglo XX con la llegada de los primeros turistas suecos a la capital de Gran Canaria y sobre todo a la playa de Las Canteras”. Por su parte, Mari Carmen Reyes, apuntó que “simboliza la convivencia, no sólo turística, sino también social y cultural entre la comunidad sueca, la ciudad y la isla”.

Por su parte, la joven sueca explicó cómo en su país se inician las celebraciones de Navidad cada 13 de diciembre alumbrando con velas la próxima llegada del solsticio de invierno. La Lucía canaria, por su parte, recordó que desde hace 57 años el día de Santa Lucía se celebra en Gran Canaria compartiendo tradiciones.