I

El ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se ha sumado un año más a la celebración que marca el comienzo de la Navidad para la comunidad sueca, el segundo mercado emisor de turistas en invierno en la capital. El concejal de Turismo, Pedro Quevedo, ha recibido esta mañana a las ‘Lucías’ canaria y sueca las dos representantes simbólicas de esta tradición que se repite todos los años especialmente en este país del norte de Europa coincidiendo con el día de Santa Lucía. 

Quevedo, que ha acompañado a las dosjóvenes durante su recorrido por el Belén de Arena de Las Canteras y el Mercado del Puerto, ha recordado esta visita es un acto “entrañable, que representa para nosotros una relación que comenzó hace más de medio siglo con la llegada de los primeros turistas suecos a la capital de Gran Canaria”. En este sentido, apuntó: “simboliza la convivencia, no sólo turística, sino también social y cultural entre la comunidad sueca, la ciudad y la isla”.

Las dos jóvenes han estado acompañadas por una delegación oficial del municipio sueco de Lülea, hermanado con Santa Lucía de Tirajana, la cónsul de Suecia en Canarias, Dunia Cubas, y el presidente del Patronato Reina de la Luz Gran Canaria, Juan Vicente Sánchez - Araña.

El turismo sueco en Las Palmas de Gran Canaria

Quevedo apuntó que el mercado de turistassuecos entre enero y octubre de  2018 roza las 100.000 pernoctaciones – 99.563 -, a falta de contabilizar los datos de los meses de noviembre diciembre, según el Instituto Canario de Estadística (ISTAC) y el Observatorio Turístico de Las Palmas de Gran Canaria. Suecia sigue siendo uno de los mercados emisores más relevantes para la capital grancanaria, tras los alemanes y a la altura de los británicos. 

En 2017, por ejemplo, los suecos sumaron más pernoctaciones en los establecimientos de la capital grancanaria que los viajeros procedentes del Reino Unido (140.000 por 95.000 de estos últimos), a corta distancia de los alemanes (153.000). E igualaron en viajeros alojados a los británicos (21.000, por 31.000 alemanes).

 “Se trata de un turista preferentemente de invierno que valora muchísimo el buen tiempo y la playa, pero también la cultura, la historia y la gastronomía, principales atractivos de nuestro destino urbano”, apuntó el edil.

La eclosión del turismo moderno en Las Palmas de Gran Canaria (y en general, en Gran Canaria y el Archipiélago) se asocia a la numerosa presencia de viajeros suecos. En la ciudad, estos escandinavos son protagonistas recurrentes en la estadística que mide el impacto turístico. Ya desde las décadas de los sesenta y setenta los suecos y las suecas fueron visitantes fieles y reconocibles, asociados a la explosión turística y cultural del entorno del Parque Santa Catalina. En la actualidad, esa presencia se mantiene como una de las más significativas en la urbe, ya sea por aquellos turistas ocasionales u otros que repiten algo tras año presencia alrededor de Las Canteras y el parque. 

Desde 2012 la capital grancanaria siempre ha alcanzado la frontera de 100.000 pernoctaciones de suecos al año, con más de 20.000 turistas alojados de esta nacionalidad en sus hoteles y apartamentos. En octubre de este mismo año se contabilizaron 9.122 pernoctaciones y 1.644 viajeros alojados en lo que atañe al turismo sueco, cifras similares a las de los últimos ejercicios a estas alturas del año. En 2018 ya se han superado los 18.000 suecos alojados, a falta de los números de los dos últimos meses del año.