Fecha de celebración: Verano 2017

Lugar: Las Palmas de Gran Canaria

La primavera en Las Palmas de Gran Canaria vive su pleno esplendor en el arranque del mes de mayo: a la buena temperatura que acompaña durante todo el año la ciudad se añaden otros encantos propios de la época. Un momento propicio, por otra parte, para disfrutar de los principales enclaves de la urbe. Una capital viva y cosmopolita, en la que es posible disfrutar de una escapada en buena compañía, para descubrir su sorprendente gastronomía en una innumerable cantidad de establecimientos de restauración de calidad; practicar deporte al aire libre, en la arena de sus playas o en el mar; o entregarse a indagar en la cultura singular que ofrecen entornos como los del casco histórico de Vegueta.

Regalarse un respiro en mayo es siempre una opción tentadora en Las Palmas de Gran Canaria. Junto a la familia en pareja, para respirar esa sensación de paréntesis en el calendario bajo cielos limpios, sol y mucha vida urbana. Junto al mar o muy cerca de la arquitectura única que se levanta en la ciudad vieja. ¿Cómo no considerar una escapada en pleno puede de mayo, para cerrar un fin de semana para recordar? Pero este lunes, día 1 de mes, es sólo una posibilidad: mayo siempre es especial en la capital grancanaria.

El barrio de Vegueta

Vegueta, el barrio histórico, adquiere en esta época un sabor especial, aunque de día siempre deslumbra la belleza de su entorno arquitectónico, de noche tiene una luz única que adorna cualquier cena en los numerosos restaurantes y bares que lo salpican. Indispensables aquí son las visitas a la Casa de Colón, el Museo Canario y las Casas Consistoriales. Callejear por sus calles y plazas peatonales supone un singular viaje en el tiempo. De día o de noche, la cocina internacional o la nueva cocina canaria son siempre tentaciones que quedan al alcance para el viajero, que puede pasear en un clima amable, que invita a entregarse a la vida urbana al aire libre.

Ciudad de Mar

Las Palmas de Gran Canaria es sobre todo una urbe marinera, con cinco playas que bañan sus costas. La principal, Las Canteras: un parque temático natural que disfrutan sus ciudadanos durante todo el año, y que se disfruta por parte del visitante durante cualquier época del año. En primavera, el turista puede abandonarse al tradicional sol y playa en plena ciudad, pero también puede practicar deportes, en la zona de la Peña La Vieja (snorkel protegido por la barra) o en el extremo de La Cícer (fútbol, tenis.. o surf), junto al populoso barrio de Guanarteme y el Auditorio Alfredo Kraus. Ambiente surfero y joven en este extremo de la playa, que a lo largo de toda su avenida ofrece también una variedad considerable de restaurantes y terrazas en los que disfrutar de descansos con encanto y buena mesa. Internacional o local.

El Confital, en la otra punta de Las Canteras, regala otras postales: las propias de un paraje natural imponente, también objeto de visita por parte del aurífero más recalcitrante. Su singular ola, su paseo agreste y las vistas que se pueden contemplar de la ciudad desde aquí invitan a recorridos inolvidables al atardecer.

Las Alcaravaneras, La Laja y San Cristóbal completan la relación de playas de la capital grancanaria. En Alcaravaneras lo propio es practicar deporte, también en el agua. En el barrio marinero de San Cristóbal es imprescindible la escala en sus restaurantes con sabor a mar y la postal junto a sus casas de llamativo color. Y en La Laja sorprenden sus piscinas naturales. Todos estos puntos pueden ser alcanzados en un paseo en bici a lo largo de la avenidamarítima, en línea recta y acompañando esta impagable fachada al océano que tiene la capital grancanaria.

Jardín Canario y el Guiniguada

Las Palmas de Gran Canaria presume de rutas en plena naturaleza: senderismo en el Barranco del Guiniguada, la Caldera de Bandama o el Jardín Botánico Viera y Clavijo (el popular Jardín Canario) son atractivos que seducen a cualquier viajero con la flora en pleno ciclo de eclosión. Entornos que nunca defraudan por su riqueza paisajística y su ambiente que permite sentirse en plena naturaleza en el entorno cercano de la gran ciudad. Excursiones además muy accesibles desde el centro urbano, que siempre regalan como premio una fotografía indispensable para adornar la escapada con el contacto con la naturaleza.

Arquitectura racionalista

La ciudad tiene en Ciudad Jardín (el barrio de los ingleses) uno de sus tesoros. Su patrimonio arquitectónico, digno de ser contemplado en un paseo calmado, que nos lleva desde el Pueblo Canario, hasta el barrio de Alcaravaneras, está firmado por el arquitecto Miguel Martín-Fernandez de La torre, hermano del artista Néstor, otro de los símbolos de la capital.

El estilo Bauhaus, la escuela de los grandes arquitectos alemanes del S.XX, encuentra aquí uno de sus rincones en el mundo.

La agenda de mayo

En mayo, además, Las Palmas de Gran Canaria celebra distintos eventos que es posible encontrar grandes eventos que acaparan  la atención del público local, y de gran número de visitantes. El Rally Islas Canarias, que aglutina a más de un centenar de inscritos de casi una veintena de países distintos, se celebra entre el 4 y el 6, con el entorno de Santa Catalina como epicentro de la prueba.

Pocos días después llegan a Las Palmas de Gran Canaria once grandes veleros que participan en la Rendez-Vous 2017 Tall Ships Regatta: grandes navíos que participan en una travesía transatlántica que conmemora el 150 aniversario de Canadá, y que hacen escala en el Muelle Santa Catalina y el Muelle Deportivo. 

La parada de los veleros es un anticipio de la Feria Internacional del Mar de Las Palmas de Gran Canaria: FIMAR 2017, que celebra una nueva edición del 12 al 14, también con Santa Catalina como centro (la Plaza de Canarias y el Muelle Santa Catalina).

Mayo se cierra con la celebración del Día de Canarias (el 30), en unas jornadas que rebosan de celebracionese en torno a las celebraciones canarias. Bailes folklóricos, degustaciones y menús con cocina tradicional y encuentros que también vive la ciudad en su centro urbano. 

made with love from Fuerteventura